Roland Garros 2017 - EPICK TIPS red social de apuestas deportivas

engesp

Roland Garros 2017

 

Tras una gira de preparación sobre torneos de tierra batida que ha durado casi 2 meses, llega la segunda gran cita del año en el panorama tenístico, Roland Garros. Con casi 100 años de historia, las instalaciones de Paris acogen una vez más la disputa por la copa de los Mosqueteros, el título más preciado entre los terrícolas y donde Rafael Nadal ha escrito historia del tenis, ganando hasta en 9 ocasiones el torneo, récord absoluto de un tenista en un mismo Grand Slam.

 

 

La Philipp Chartier es la pista principal de las instalaciones, situadas al oeste de la ciudad de Paris, siendo esta, actualmente. la única pista central de Grand Slam que no tiene la posibilidad de ser cubierta en caso de lluvia, algo cuya solución parece aún muy lejana, a pesar de los problemas de atrasos en 2016, donde numerosas jornadas fueron canceladas al completo.

 

Las condiciones de Roland Garros son las habituales en pistas de arcilla: pistas lentas y bolas muy pesadas que favorecen mucho el juego al fondo de pista, los largos peloteos, las defensas interminables y la épica, que corona a los grandes gladiadores que tienen la Chartier como su coliseo: “las bolas son realmente pesadas”-  Vinci, “las bolas son más pesadas en esta superficie”- Kerber. En término de rentabilidad, como es habitual en los Grand Slam, es muy difícil obtener un rango de cuotas rentable, siendo únicamente los claros favoritos en la versión masculino con datos relativamente positivos a largo plazo.

 

ATP

 

Como no podía ser de otra manera, Roland Garros vuelve a los mejores años del tenis español y parte con Rafael Nadal como el máximo favorito al torneo. El jugador manacorí ha ido recuperando la confianza en su tenis a medida que avanzaba la temporada, llegando a un punto culmen en la gira de arcilla como en antaño.

 

 

Montecarlo, Barcelona y Madrid ha visto a Rafael retomar su imponente reinado en las plazas de los mejores gladiadores del tenis, y tras un pequeño traspiés en Roma, el 9 veces campeón de Roland Garros prepara su traje de D'Artacan y los 3 mosqueteros para asaltar la esperada "décima", que escribiría un pasaje histórico en el tenis moderno.

 

 

Para ello el destino y el azar ha preparado un camino no del todo malo para el español, que no se cruzará hasta cuartos de final con ningún rival de considerable peligro, y ha podido congregar 3 de los máximos rivales durante estos meses de gira de arcilla, Djokovic, Thiem y Goffin en un mismo cuadro.

 

 

 

 

 

 

Con ello, Rafa comenzará su andadura frente Benoit Paire, un rival con potencial para hacer daño a cualquier pero que metido en una guerra psicológica a 5 sets pierde la mayor parte de su peligro. Posteriormente Haase y Simon deberían ser dóciles pruebas para ir cogiendo ritmo ante el primer stage más serio frente Sock/Bautista en octavos y más duro próximamente en cuartos frente Raonic/Dimitrov/Carreño. Una serie de rivales con talento y peligro, pero que en arcilla hasta la fecha no han sido capaces de hacer al mejor jugador de la historia sobre esta superficie, y que en Paris a 5 sets parece complicado que lo consigan, en un camino a semifinales bastante asequible.

 

 

La primera gran prueba de verdad, y casi podríamos considerarla la mayor hacia el título, la afrontará Rafa en semifinales y es que cada vez más, todo apunta a un duelo entre Novak Djokovic. Con el recuerdo de la severa paliza de Rafa al serbio hace semanas en Madrid y el incentivo de la mejoría experimentada estas semanas y estrenando colaboración con André Agassi, se presentaría un nuevo episodio de la rivalidad más repetida de la historia del tenis, con Rafa como claro favorito.

 

 

Para ello Nole antes debe haber superado un camino que irá complicándose a cada ronda que pase más y más, y es que tras un previsible paseo frente Granollers y Sousa; Schwartzman y Pouille deberían ser un escollo más complicado y que podrían hacer sufrir a Nole. Todo esto para prepararse para un choque bomba frente a Dominic Thiem o David Goffin, cada día más realidad del tenis que promesa, y que llegan haciendo una gira de arcilla sensacional.

 

 

Mientras 4 de los máximos favoritos se baten por la parte baja del cuadro, el sorteo ha dejado una mitad superior muchos más débil y abierta. En esta, mientras las quinielas por ranking y status puedan apuntar a Wawrinka y Murray como máximos favoritos, actualmente el gran candidato a alcanzar la final no puede ser otro que Alex Zverev.

 

 

El joven talento alemán llega doctorado en éxito al máximo nivel en Roma, donde pasó por encima de todos sus rivales rematando la faena con un partido antológico ante Novak Djokovic. El futuro descomunal de Sascha viene tiempo vislumbrándose y por fin parece listo para dar el paso final con los mejores, y más en un cuadro plagado de duras en sus cabezas de serie. Y es que Andy Murray llega sumido en una severa crisis de confianza, tras una gira de arcilla muy pobre con derrotas frente Ramos, Thiem, Coric y Fognini, dejando unas sensaciones aún peores que sus resultados.

 

 

 

 

No mucho mejor podemos hablar de Stan Wawrinka, que, a pesar de revalidar título en Ginebra, para nada está convenciendo en su juego y sus resultados previos con derrotas ante Isner, Paire, Cuevas, Feli y el propio Sascha en 7 partidos, no dan muchas esperanzas para el cañonero suizo. Lo que sí que hay que considerar es que esto es un Grand Slam, y con unas primeras rondas cómodas para que cojan ritmo, los mejores al final acaban reencontrándose y no podemos descartarlos de la ecuación.

 

 

Pero eso no quita que por momento de forma y tenis mostrado estas semanas, Zverev es el principal candidato de esta parte del cuadro, en la que deberemos prestar mucha atención a Marin Cilic en un buen momento, y los locales Tsonga y Monfils, que tanto apoyo y show dan siempre aquí.

 

 

Metidos en apuestas a largo plazo, es posible trasmitir esa confianza en Alex Zverev y Marin Cilic como dos de los grandes beneficiados por las dudas en la mitad superior, y es que por un lado tenemos la cuota del alemán como ganador de su cuarto a @5, bastante interesante visto lo visto; y por otro lado tenemos una comparación muy interesante en Luckia y Bet365 entre Marin Cilic y Roberto Bautista, con el croata a @1.66, algo bastante interesante considerando que Roberto tiene en 3º ronda a un Jack Sock, que será difícil batirle.

 

 

WTA

 

Es conocido que en el circuito femenino siempre destaca la gran arbitrariedad y variedad entre las opciones a hacer cosas serias en un Grand Slam, algo que, sin Serena Williams, Vika Azarenka y María Sharapova ha traspasado a una enorme variedad de tenistas que aspiran a conquistar el título en Paris.

 

Hace unas semanas todo apuntaba a una clara favorita, que iba a tener la gran oportunidad de su carrera aquí con tantas bajas, y esa era Simona Halep. Todo cambió por completo hace una semana exactamente, cuando disputando la final de Roma frente Elina Svitolina, la rumana tuvo una dura torcedura de tobillo que ha puesto en seria duda hasta su participación.

 

Con Simona entrenando en Paris, parece que finalmente sí que jugará el segundo Grand Slam del año, algo positivo después de que hace unos días diera un 50% de opciones de jugar. El problema es saber en qué condiciones saltará a la pista, y cómo evolucionará una lesión tan complicada en un tobillo, en una pista como esta donde deslizar y cargar las articulaciones es necesario.

 

Con todo esto, se abre un escenario que deja a varias tenistas con muchas opciones, y una puerta única para Garbiñe Muguruza de tener opciones de revalidar el título, algo que hace unas semanas parecía totalmente inviable. La tenista española recuperó gran parte de su feeling con la raqueta hace una semana en Roma, donde fue semifinalista jugando un gran tenis, y actualmente en este cuadro con Halep tocada, se hace imposible encontrar una jugadora que realmente tenga más tenis y nivel que ofrecer en Roland Garros.

 

 

 

Garbiñe siempre que llega a Paris se transforma, y no sólo hay que recordar el título del año pasado, sino también su primera victoria a Serena, sus primeros cuartos de final de Grand Slam, sus segundo cuartos al año siguiente, un balance de 18-4 y un yield del 98% son motivos más que suficientes para creer que poder, la española puede, ya que en Paris siempre se transforma.

 

Su gran problema queda claro cuál es, y será sobrevivir a los primeros días de competición en los que precisamente no ha tenido mucha suerte con el sorteo. Una excampeona de Roland Garros como Schiavone y Anett Kontaveit, verdugo de Garbiñe en Stuttgart hace escasas semanas, serán las primeras pruebas de fuego realmente duras. Putintseva en tercera ronda y con más seguramente sea un partido algo más favorable y menos temible, sobre todo si lo comparamos con lo que le viene cuarta ronda: Kiki Mladenovic.

 

La jugadora francesa ha sido una de las sorpresas de la temporada después de conseguir encontrar la regularidad y constancia en su tenis, que le permite explotar el tremendo talento que siempre se supo que tuvo, y llega haciendo un año brutal y con las expectativas de los franceses en su entorno disparadas. Este es el principal problema con el que afronta Kiki Roland Garros, y es que el público francés lleva demasiado tiempo esperando un campeón de su país para tener paciencia en las exigencias con Kiki, y hasta la fecha, la francesa, perdedora en 6 de las 7 finales WTA que ha disputado, ha mostrado sus grandes problemas para lidiar con la presión, el éxito y la exigencia, algo que sobrará en un hipotético duelo en la Chartier frente a la defensora del título.

 

Esas son las grandes pruebas que debe sobrevivir Garbiñe: entrar en torneo con dos rivales complicadas y una candidata local con muchísimo tenis en su raqueta; y es que si consigue eso, con Venus/Bacsinzsky( a la americana le ganó en Roma hace semanas y a Bacs en 2016) en cuartos de final, y Kuznetsova/Kerber/Ostapenko( a la rusa le ganó aquí el año pasado, a Kerber en 2015 y a Ostapenko las dos veces previas en Roma) en semifinales, un claro h2h a su favor y ya metida “en su salsa” secundarán su presencia en la final como clara favorita.

 

Y la grata noticia para Garbiñe, es que por la parte baja, en caso de salir ganadora de su casi-imposible camino, tendría enfrente a una jugadora que hasta ahora no sabe lo que es ganar un Grand Slam, ya que Elina Svitolina y Simona Halep en caso de estar recuperada, parten como grandes favoritas. Como tantas veces se ha dicho en el deporte, la finales no se juegan, sino que se ganan, y en un Grand Slam siempre es mejor estar con un caballo ganador, por peor que esté jugando, que uno perdedor en su mejor momento, y Garbiñe es un caballo ganador, con sus problemas e irregularidades, pero muy ganador.

 

Todo esto ocurrirá en los tres primeros cuartos, en los que parece que se va a “partir gran parte del bacalao”, y es que por el último cuarto, el sorteo ha decidido reunir a varias de las jugadoras que llegan con pocas expectativas a Paris, y de la cual deberá partir una. Agnieszka Radwanska saliendo de una lesión y sumida en una temporada muy pobre, Johanna Konta con muchos problemas demostrados en arcilla, y no menos los contratados por Karolina Pliskova, que abren una puerta a jugadoras como Pavlyuchenkova, Safarova, Begu, Strycova y García de buscar su gran momento en un Grand Slam.

 

 

No podemos olvidar a los jóvenes talentos a seguir en Paris, y es que hay uno que llega enamorando a todo el mundo, y no es otra que la checa Marketa Vondrousova. Con más de 50 victorias sin llegar a junio, la checa ya sabe lo que es ganar un torneo WTA, y ha superado la fase previa cediendo 7 juegos en 6 sets, mostrando un nivel bárbaro. El sorteo no ha sido muy agraciado con ella al caer en el tercer cuarto con Kasatkina, Carla, y, sobre todo, Simona Y Eli, pero con el vendaval de juego ofensivo que es capaz de ofrecer, ir a su favor está más que justificado EN CUALQUIER PARTIDO, ya que Marketa está lista para dar un golpe sobre la mesa muy serio aquí.

 

Otras jugadoras como Haddad Maia, Ash Barty (con el permiso de una desconocida Keys en 2017) o incluso Amanda Anisimova llegan con poca experiencia, pero un potencial tenístico muy importante que habrá que seguir de cerca.

 

Metidos en apuestas, hay un par de cuotas de interesante valor:

 

-Caroline Wozniacki llega más lejos que Petra Kvitova a @1.66: Con la checa volviendo a las pistas 8 meses después y adelantando por sorpresa su vuelta, no queda otra que desconfiar por completo de una jugadora que siempre ha necesitado varios torneos para encontrar su ritmo; siendo además el camino de Caro hasta 3º ronda un auténtico paseo

 

-Elina Svitolina llega más lejos que Simona Halep a @3.1: Es de locos encontrarse estos valores cuando hace escasos días Simona decía que tenía un 50% de opciones de no jugar. Todo apunta que Halep jugará, pero con muchas dudas sobre su estado físico y lo que pueda hacer aquí, por lo que con Elina reciente campeona en Roma, ganando a la propia Halep, y como número 1 de 2017, la ucraniana ahora mismo parte con más opciones de llegar lejos que la rumana.

 
Tipster Premium durante 3 años con un 6% de yield en más de 1700 pronósticos sobre mercados ATP/WTA, siempre líquidos. Autor y director de "El Método LPC" (guialpc.com) y analista en La Pista Central de tenis femenino. Colaborador en Radio La Apuesta del día y escritor del Blog semanal de tenis en Epicktips. El servicio se compenetra con un canal de Telegram, donde por agilidad y acuerdo con los clientes se realiza la publicación oficial de las cuotas.